Practicar algún tipo de ejercicio de forma regular contribuye a mantener una vida saludable, previniendo enfermedades. Algunos de estos beneficios son: establecer un bienestar mental, mejorando la autoestima y autonomía de la persona, la memoria y la rapidez de ideas; promueve sensaciones de optimismo y euforia; reduce diferentes tipos de enfermedades como la osteoporosis, hipertensión o crisis diabéticas.

La intensidad y la carga del ejercicio deben ser determinadas de forma individual, ya que dependen del nivel técnico y de la condición física de cada persona.

Algunos beneficios biológicos: mejora la forma y resistencia física, regula las cifras de presión arterial, incrementa o mantiene la densidad ósea, mejora la resistencia a la insulina, ayuda a mantener el peso corporal, aumenta el tono y la fuerza muscular, mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, reduce la sensación de fatiga, entre otros.

Beneficios psicológicos: aumenta la autoestima, mejora la autoimagen, baja la tensión y el estrés, reduce el nivel de depresión, incrementa el bienestar general, entre otros.

Ahora, ¿tienes dudas para iniciar o mejorar tu rutina de ejercicios?

FUENTE: http://www.webconsultas.com/ejercicio-y-deporte/vida-activa/beneficios-del-ejercicio-fisico-869