Para realizar esta receta necesitarás 2 Huevos Santa Anita, 1 panecillo, 25 gramos de queso parmesano, 1 tomate pequeño y orégano.

Lava y parte el tomate, agrégale sal y un poco de orégano. Retira con un cuchillo la parte superior del panecillo, saca la miga y rellena con el tomate, el orégano y el queso. Rompe los Huevos Santa Anita dentro del panecillo, echa un poco de sal y mete el pan al horno hasta que el huevo esté listo.

¡Fácil y delicioso!