Si quieres usar un ambientador natural contribuyendo al cuidado del medio ambiente y de la capa de ozono, hierve agua con azúcar, canela, clavos y cáscara de limón. Así obtendrás un ambientador efectivo y completamente natural.