Previene el agrietamiento de tus pezones antes y durante la lactancia cubriéndolos con crema de caléndula.