lute2

Entre las principales funciones de la luteína se encuentran sus propiedades antioxidantes que protegen al organismo de los efectos nocivos de los radicales libres (átomos o grupos de átomos que destruyen nuestras células). funcionando como filtro solar natural ubicado en el fondo del ojo. Por eso, protege la vista de los efectos dañinos del sol y previene la pérdida visual que suele producirse naturalmente con el paso del tiempo. El ojo tiene una zona denominada mácula y es allí donde actúa la luteína, es el punto donde más agudeza visual tenemos, por lo tanto, la luteína es fundamental para una adecuada salud visual.

La luteína también protege la piel de los rayos del sol y previene el envejecimiento prematuro. A su vez, su capacidad de impedir los efectos nocivos de la oxidación, hacen que este pigmento sea uno más en la lucha contra el cáncer.

Más allá de sus diversas y útiles funciones, su principal actividad la desempeña al proteger la visión humana, ya que ningún otro nutriente tiene la relevancia que tiene la luteína para prevenir las patologías oculares.

Los principales alimentos que aportan luteína al ingerirlos son: brócoli, espinaca, maíz, yema de huevo, repollo, berro, perejil, lechuga, arvejas y pimiento verde.

Vía: www.vitonica.com