captura

 

El día de hoy invitamos a ponerte en los zapatos de tus pequeños, y más aún de los no tan pequeños, ¿para qué?, para que imagines la pereza o aburrimiento que da ver loncheras repetitivas a la hora del recreo. No te preocupes, pensando en eso hicimos este blog donde te damos unos tips para crear grandiosas loncheras dinámicas y divertidas, así tu hijo no dejará nada, tendrá días más enérgicos y muy nutritivos.

 

 

 

¡Honguitos!

2

Foto por: pequeocio.com

Realiza una cama con sus verduras favoritas, puede ser rúgula, lechuga y repollo. Corta tomates medianos y sácales el interior, luego cocina unos 3 o 4 Huevos Santa Anita y pon los cascos de tomate sobre ellos. Puedes ajustarlos con palillos y hacer pinticas de mayonesa, por aparte puedes empacarle alguna vinagreta de su gusto, para que bañe sus huevos Santa Anita y sepan delicioso.

¡Huevos endiablados!

3

Foto por: recetasgratis.net

Cocina mínimo 4 Huevos duros Santa Anita, sácales las yemas de la clara con una cuchara y mezclalas con mayonesa, mostaza, unas gotas de vinagre y pimienta al gusto, mezclalo todo hasta que tengas una pasta un poco espesa. Y por último rellena las claras con una manga pastelera o una cuchara sopera.

¡Huevos submarinos!

4

Mezcla los siguientes ingredientes: yogurt natural sin sabor, una cucharadita de limón y una cucharadita de aceite de oliva, puedes añadirle un poco de azúcar o endulzante natural.

Cocina 4 huevos duros Santa Anita, córtalos por la mitad, báñalos con la mezcla ¡y listo!

Funciona muy bien bañar tus Huevos Santa Anita duros con salsa bechamel, vinagretas, y la clásica salsa de tomate (Si es casera, mucho mejor)

Por último inculca muchas verduras y ensaladas con lechuga, tomate y la grandiosa zanahoria que aportan propiedades antioxidantes y vitaminas de la A a la C.