postre-sencillo-con-tus-hijos-small

La cocina no es algo que le llame la atención mucho a los niños de las nuevas generaciones. Sin embargo, hay formas para cautivar la atención de los más chicos: la creatividad en la cocina es algo que cambia la forma en que ven las preparaciones como algo sólo para comer, a algo divertido, diferente y delicioso.

1. Tacitas de bacon con huevo:

Una manera rápida y sencilla de preparar unos huevos es hacer con ellos estos ‟muffins” o tacitas. Se hacen al horno, con moldes de cupcakes que forraremos con una loncha de tocineta previamente sofrita. Luego pones dentro un pan de molde, presionándolo para que se adapte a la forma del molde y viertes dentro un huevo, con cuidado de no romper la yema. Así se lleva al horno hasta que el huevo esté cocido.

2. Pollitos con huevo:

Una vez tengamos dos huevos duros, podemos con un pitillo o con un cuchillo (y mucho cuidado) hacer los orificios para la nariz y cabello, que haremos con trozos de Zanahoria. Para rematar, podemos poner dos semillas de amapola o de ajonjolí como ojitos para los pollitos.
Una vez estén hechos, puedes ponerlos sobre porta-huevos ¡y listo!

Estas deliciosas y diferentes ideas las encontramos en: https://www.pequerecetas.com/receta/7-recetas-huevo-originales/ donde puedes encontrar otras más.