postre-sencillo-con-tus-hijos-small

Te queremos mostrar una increíble y sencilla idea para que conviertas las cáscaras de tus Huevos Santa Anita en prácticos porta-velas en 4 sencillos pasos:

La preparación de la cáscara del huevo: Primero necesitamos vaciar el huevo. Para ello tenemos que golpear suavemente la cáscara e ir rompiendo de la forma más uniforme posible. Luego, con cuidado, verter el huevo en un recipiente (¡con él podrás hacer la receta que quieras! Solamente necesitamos la cáscara). Luego, lavamos la cáscara por centro, y con una lima muy suave procedemos a perfeccionar un poco los bordes para que no queden demasiado filosos. Esperamos a que quede seco el interior y verificamos que no queden residuos.

La cera para la vela: Muy bien, ahora necesitamos preparar la cera para las velas! para esto necesitaremos parafina (es la cera más fácil para hacer velas), cortarla en trozos pequeños (Se derriten más fácil que los grandes) y la ponemos en un recipiente de vidrio resistente al calor. Por otro lado, hemos puesto a calentar agua en una olla grande, no es necesario que hierva. Cuando empiece a calentarse, ponemos a baño maría la cera y esperamos que se derrita. Si no se derrite, subimos un poco la temperatura.

Por otro lado hemos de organizar la mecha que irá en las cáscaras de huevo, la recomendación es tener una mecha de 10 cms de largo, para que podamos manejarla con facilidad en el siguiente paso.
Aquí es necesaria la ayuda de otra persona. Porque ya nuestra cera está derretida en el recipiente a baño maría, y tenemos las mechas cortadas. Ahora, pondremos las cáscaras de huevo en el panal para fácil manejo, y un huevo a la vez, una persona pondrá la mecha y la sostendrá mientras la otra vierte con CUIDADO la cera caliente dentro de cada cáscara. Repetimos con CUIDADO porque la cera está caliente y corres el riesgo de quemarte a ti o a la otra persona. Una vez la cera empiece a enfriarse y la mecha se sostenga por sí sola, podemos cortar la mecha hasta la altura que deseemos y esperar que se termine de enfriar.

Dejamos enfriar por 24 horas, y listo, tenemos nuestras velas en cáscaras de huevo.